header image
Principal arrow Noticias arrow Costa Rica arrow Los chinitos ponen la plata Rolando Araya Monge. Ingeniero químico, exministro de Obras Públicas y T
Los chinitos ponen la plata Rolando Araya Monge. Ingeniero químico, exministro de Obras Públicas y T
11.09.2012
bannerchico.jpgRolando Araya Monge. Ingeniero químico, exministro de Obras Públicas y Transportes.

La construcción de una nueva refinería de petróleo y la recuperación de la vieja planta es una decisión que amerita una discusión seria. Se trata de construir una unidad nueva para 40.000 barriles diarios, mediante la contratación de una empresa china, refaccionar la existente para que produzca 25.000 barriles al día y lograr así una capacidad total de 65.000 barriles diarios.
La idea surgió de una peregrina ocurrencia en el momento en que se establecían relaciones diplomáticas con la República China, bajo la ilusión de que los chinos podrían darla como regalada. Y así, sin ton ni son, ni estudios previos y ni siquiera con una política energética para valorar el proyecto, se dio inicio al proceso de negociación, a través de una audaz e improvisada decisión política.

Una vez en marcha, de manera extraña e irregular, pusieron a la Contraloría a autorizar una contratación directa para ¡¡un negocio de cerca de $1.500 millones de dólares (que podría llegar a los $2.000 millones)!! Esto es insólito e increíble, especialmente ahora, cuando estallan frecuentes escándalos (autopista Caldera, Trocha fronteriza, Alterra, Alcatel, CCSS). Sobran antecedentes para dudar sobre lo que puede haber detrás de semejante esplendidez.

Para hacerlo crearon un “frankestein” empresarial llamado SORESCO S.A., donde se unen RECOPE y una empresa improvisada en Islas Cayman, propiedad de CNPC (China National Petroleum Corporation). Extrañamente, en lugar de presentarse con su legítima empresa, los chinos inscriben otra en un paraíso fiscal creado para maniobras “off-shore”, evasión de impuestos y refugio para sablazos. ¿Por qué no participar con la empresa matriz de manera transparente? Iguales dudas brotaron cuando declararon secreta una supuesta inversión del Estado chino por $300 millones de dólares en un banco local. Nunca se aclaró nada.

Las irregularidades abundan. Un estudio de factibilidad que debió ser hecho por una empresa ajena a las partes, lo hicieron con HQCEC, subsidiaria de CNPC. Luego decidieron que otra empresa –Honeywell- valorara los resultados. Ahí, la venada salió careta, pues a esta empresa no le dieron los números y advirtió, con absoluta claridad, que la refinería estaba sobrevalorada, además de otras inconsistencias. De inmediato, vinieron las presiones para que esta empresa se desdijera. En el segundo informe, Honeywell no cambió su criterio, se fue por las ramas, pero al menos permitió alegar que el segundo informe sí era satisfactorio.

Pero lo más grave es que luego contratan (por millones) a una empresa australiana, llamada Worley Parsons para completar estudios económicos y realizar la ingeniería básica (FEED), con la cual se ordenaría el diseño final y la construcción. Y esto ya fue el colmo: después de anunciar este trabajo como algo totalmente independiente, resulta que esta empresa (ahora Worley Parsons China) también era subsidiaria de CNPC, desde enero del 2012. Las bases técnicas y económicas están siendo impuestas por los propios chinos, sin ningún control ni concurso. Aquí no hay transparencia. Ante las críticas de un grupo de ingenieros químicos, en las cuales se advierten otros defectos, fabrican respuestas para impresionar a un público inexperto. Y cuando se ha señalado a directivos de RECOPE que los números no salen y que a RECOPE no le da su capacidad financiera, contestan diciendo: “No importa, los chinitos ponen la plata”.

Y como “los chinitos ponen la plata”, estos dictan las condiciones, imponen los precios, se recetan las ganancias, contratan los estudios con empresas suyas, manipulan los números, pero olvidan que, al final, los costarricenses pagarán estos desafueros. Han llegado incluso a excluir inversiones imprescindibles, como los equipos para el tratamiento del Pet Coke y el azufre resultantes, o las unidades del gas natural y las instalaciones portuarias, para que los números maquillados justifiquen los resultados económicos. Esto no pinta bien. Y en lugar de considerar una refinería totalmente nueva, con suficiente capacidad, optan por gastar una fortuna en la vieja planta, solo apta para procesar crudos livianos, escasos en el mundo y prácticamente inexistentes en esta región. Y todo para obtener un hipotético ahorro en comparación con la compra de productos terminados que jamás se producirá con tantas irregularidades, sobreprecios y desmanes.

Se informa que en El Salvador construyen una refinería de 40.000 barriles diarios por $600 millones. La de Costa Rica saldrá costando cerca de $1.200 millones. Pero no hay ninguna explicación. ¿Por qué no hacer un concurso y pedir a empresas de Estados Unidos, Canadá, Francia, Brasil o Alemania, que coticen esta refinería y las condiciones financieras? Los intereses están por el suelo y es posible adquirir una refinería de más calidad, financiada a largo plazo con bajísimas tasas de interés. Y no obligados a garantizar una tasa anual de retorno para los chinos en condiciones leoninas. La Contraloría, después de haber actuado con tanta “largueza”, al menos debería pagar un estudio para confrontar precios y calidades.

El país ahorraría más dinero y energía, si en vez de esta costosa y rebuscada refinería, por ejemplo, se construye una red de tranvías modernos en el área metropolitana, y lograr que decenas de miles dejemos el auto fuera de la ciudad, ahorremos combustible y reduzcamos las temibles emisiones de carbono. Esa inversión es totalmente contraria al propósito de la proclamada neutralidad de carbono, pero ya la Señora Presidente de la República estuvo en RECOPE y está asumiendo la responsabilidad de este negocio, sin preguntar siquiera si hay opciones mejores. Seguramente, para ella también: “los chinitos ponen la plata”, y quizás, al final, hasta se adueñen de RECOPE. “En guerra avisada…”


Siguiente >
Publicaciones
consultas.jpg
refinerias.jpg
Video
eperanzapeq.JPG
Documental, hecho por
Oilwatch Mesoamerica
-Costa Rica sobre la
civilización petrolera,
sus impactos,
y el
camino hacia una
sociedad post-petrolera
 y sustentable.

Campañas Mesoamérica
SATIM.jpg

OILWpanama_1.JPG

naso_banner_cuadrado.jpg
laguna_del_tigre.jpg
mmtlogo.jpg
santomas.jpg
logo.gif